Estilo y Narración II

Just another WordPress.com weblog

la fiesta de los columnistas

leave a comment »

Por QUIM MONZÓ (La Vanguardia – 24/06/2005)

Habiendo creado -con desigual fortuna- el día del Padre, el día de los Enamorados, el día del Maestro, el día de la Secretaria, el día del Libro, el día del Zurdo o el día del Vecino, era imposible que no se hubiese creado ya el día del Columnista. Al menos en Estados Unidos, que es donde se crean la mayoría de esas cosas para, luego, exportar aquellas que más posibilidades tienen de fructificar, con gran horror de los defensores de Sant Jordi como día de los enamorados, o de los panellets y la castanyada frente a las máscaras de Halloween. Me acabo de enterar de lo del día del Columnista y la emoción me embarga, pero parece que hace ya algunos años que existe. Se trata de un día que, según una de sus actas de proclamación, ha sido creado para homenajear a “los columnistas, que son parte vital de todo periódico y participan de forma importante en la vida de sus comunidades y de la profesión periodística en general”. Tal como lo leen.

He escrito “actas de proclamación”, en plural, porque hay dos. Hay dos actas de proclamación diferentes, dos grupos promotores diferentes y dos diferentes fechas en las que se celebra. Una es el 18 de abril y la otra, el cuarto martes de junio. De modo que, según uno de los grupos, el próximo martes 28 será el día del Columnista. Que no haya acuerdo sobre la fecha de celebración es algo poco habitual en fiestas de ese estilo y da idea de las ganas de llevar la contraria de los que se dedican a este oficio. La vida de los columnistas consiste en argumentar y matizar a favor y en contra de cada noticia que se ponga a tiro, de lo trascendente a lo banal. Por eso es lógico que los intentos de unificar la fiesta hayan sido infructuosos.

¿De dónde surgen las fechas y cuándo? La del 18 de abril, en 1995. Sus partidarios escogieron ese día en homenaje al articulista Ernie Pyle, que murió el 18 de abril de 1945, mientras escribía columnas sobre la Segunda Guerra Mundial. Salta a la vista que es una opción que intenta ensalzar el heroísmo, el espíritu de sacrificio y responsabilidad del gremio. En cambio, los partidarios del próximo martes no tienen intención ejemplarizadora de ningún tipo y no puedo negar que eso me gusta. Su idea nació en 1989, seis años antes que la de los otros, y el hecho de haber sido los primeros debería darles, de entrada, la razón. Pero, aún más que por eso, se lo merecen por cómo nació la idea.

El iniciador fue un columnista del Gloucester County Times de Nueva Jersey, Jim Six. Un día de ese 1989, sentado al teclado, se le ocurrió abogar por que se instituyese un día del Columnista. En otro artículo repitió la propuesta y fijó la fecha. Escogió un martes, porque el martes era cuando aparecía su artículo. No he conseguido saber por qué escogió exactamente el cuarto del mes de junio, pero me imagino que debió ser porque el artículo que escribía era para ese día. Entonces, para fingir que, oficial o no, los columnistas celebraban esa fecha, pidió a algunos que le enviasen postales de felicitación. Al cabo de un año el Estado convirtió la fiesta en oficial. Entre la opción buenista del 18 de abril y la del próximo martes -creada simplemente porque un columnista la necesitaba para un artículo- tengo claro por cuál me decantaría si, aquí, a alguien se le ocurriese importarla. Cosa que -dicho sea de paso- afortunadamente no sucederá jamás.

Written by Marisol García

July 27, 2009 at 2:35 pm

Posted in Uncategorized

Tagged with

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s

%d bloggers like this: