Estilo y Narración II

Just another WordPress.com weblog

un domingo español

leave a comment »

Por FRANCISCO UMBRAL (El Mundo / 2007)

Un domingo español de provincias es triste como un funeral de segunda categoría por la tarde. Muchos grandes hombres de España quemaron su vida en el fuego frío de la meditación, el encuentro, el desencuentro y todas las variantes de la verdad, que a veces es falsa como una mentira.

Pasados los siglos de oro de Felipe II y otros mitos, España se vuelve monótona, repetitiva, mustia. Antañazo se repetían los reyes bárbaros. Ahora se repiten los socialistas sin programa. El otro día lo dijo Felipe González como sin querer: «Tenemos que ayudarle incluso cuando se equivoca». Pero más le había valido al último gran Felipe ayudar a su rey y su partido dando la consigna de retirarle.

España es aburrida en domingo porque no ha salido de su pedanía. El español es feliz y menesteroso haciendo sus menesteres, en día laboral, y toda la semana añora el domingo, pero llegan esos domingos y nuestro hombre vuelve a aburrirse, ya que tiene un origen exclusivamente pedáneo y las vacas cierran los domingos.

El domingo no sabemos qué hacer porque nunca hemos hecho nada. El español es un general ocioso cuando no tiene un continente que descubrir. Pero aquí, en el interior de la provincia, no hemos dado vida a las culturas aborígenes, no nos dicen nada los caballos de Hernán Cortés ni los sicarios de Pizarro. Nos aburrimos en domingo porque tenemos unas semanas descabezadas e ignorantes.

Nos dicen que el campo ha progresado, y ese progreso consiste en una acumulación diaspórica de vegetales, animales, lomos de cerdo, bailes en la plaza, charlas con el alcalde o del alcalde. Nuestros alcaldes siempre tienen mucho que decir porque vienen de Lope y otros clásicos, pero luego no saben decirlo y le encomiendan el texto al chico más madrugado en Bachillerato. Con todo esto, la cosa queda medianeja y todo vuelven a resolverlo, como siempre, las legumbres del norte y los nardos del sur. Lo suficiente para que otros alcaldes puedan hablar del crecimiento y la gracia de España. Nosotros no le vemos esa gracia ni ese crecimiento, sino unas elecciones municipales que suele ganar el partido conservador, que tampoco ha aprendido a conservar nada los domingos.

Ahora las elecciones son más distraídas porque los partidos meten más marcha política, y la política de estos alcaldes se resuelve votando a favor o en contra de Herri Batasuna, el partido que tenía prohibido votar y es el más votado.

La publicidad es el más elocuente de los medios y el más brillante de los anuncios. Con tanta publicidad, los del pueblo concluyen que ellos son los ricos de la comarca, pero se trata de una riqueza sosa, repetitiva, en serie, que no hace feliz a nadie porque la fe- licidad es una consecuencia de la agresión y la agresión se realiza mediante el desnudo de la moza, el futbolismo del chico, la violencia de la fiesta y el crimen de la semana, que a la televisión ninguna semana pueblerina le falta la guapa, el asesino, el concejal trincón y la beata que merienda en el cementerio. Y encima dicen que se aburren.

Written by Marisol García

July 27, 2009 at 2:25 pm

Posted in Uncategorized

Tagged with

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s

%d bloggers like this: