Estilo y Narración II

Just another WordPress.com weblog

¿es la crítica de cine un trabajo tan poco estimulante como parece?

leave a comment »

Una lectura precipitada de la entrevista a Quintín publicada en esta edición podría llevar a suponer que no hay oficio como la crítica de cine, que tenga tan incorporada la decepción a sus realidades cotidianas y a sus lógicas.
Pero, ¿será tan así?

Por Héctor Soto / Capital – 14 de julio de 2006

En cierto modo, tal vez sí. Por de pronto, desde el punto de vista estrictamente cuantitativo, la cantidad de películas malas es muy superior a la de las películas buenas. Este solo hecho coloca sobre los hombros del crítico un pesado fardo de basura previsible del cual hay que dar cuenta con más resignación que furia, entre otras cosas porque en esta profesión, como en cualquiera otra, no todos los días es razonable luchar contra los molinos de viento si se quiere mantener el alma unida al cuerpo.
Sin embargo, la crítica también puede ser un trabajo tremendamente apasionante desde el momento en que lo único que la puede sostener en el tiempo –ya que nunca será el dinero, y menos todavía la fama– es la pasión. La pura pasión.

Pasión por el trabajo de cineastas que se consideran serios, talentosos, inspirados y que por definición son excepciones. Pasión por el acervo acumulado de cien años de desarrollo cinematográfico que han hecho del cine una entretención soberbia, una industria entrañable y divertida, una forma incomparable de registrar la realidad, una vía portentosa para contar historias, un conducto privilegiado para transmitir emociones y sentimientos, un instrumento increíblemente misterioso todavía para relacionar el yo del cineasta con la sensación de filmar y, más que eso, de estar en el mundo. Desde este prisma, quizás no hay oficio más intenso y reconfortante, más entretenido y generoso que la crítica de cine.

Quintín –fundador de la revista argentina El Amante y programador durante cuatro años del Bafici– tiene razones poderosas para mirar la cartelera cinematográfica del circuito comercial con más distancia y escepticismo que cualquiera. Al margen de haber quedado golpeado por una reorganización interna que terminó dejándolo a él y a su mujer fuera de la revista que habían fundado, y al margen también de las oscuras razones políticas del kirchnerismo para hacerlo caer del Bafici, luego de estar cuatro años promoviendo un cine de estándares excepcionales como programador del festival, para él –necesariamente– tiene que ser muy difícil volver al estado llano del cine de consumo diario y habitual. El shock tiene que ser muy grande y la pregunta acerca de si vale la pena seguir escribiendo reseñas de películas que le aburren soberanamente no solo es lícita. También es sana en términos de higiene mental.
Al revés de lo que se piensa, de lo que sí un crítico no tiene derecho a decepcionarse es que el público no le haga caso. La crítica es básicamente un desafío analítico y de percepción, no un arte para movilizar multitudes. Por lo mismo, rasgar vestiduras porque los críticos clamen en el desierto mientras las películas malas arrasan en la taquilla es establecer una brecha entre dos cosas que nada tienen que ver. ¿Perderá el sueño algún crítico literario porque se venden más libros esotéricos que novelas de Richard Ford? Por supuesto que no. Ni siquiera en el caso de los insomnes. Son fenómenos no equivalentes y, más que una trampa, es una tontería relacionarlos. Parte de la libertad de la crítica está en su irrevelancia o, dicho de otro modo, en ser innecesariamente necesaria.

Written by Marisol García

July 28, 2009 at 8:04 pm

Posted in Uncategorized

Tagged with

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s

%d bloggers like this: