Estilo y Narración II

Just another WordPress.com weblog

La crispación destroza el lenguaje

leave a comment »

Eugenio Trías, Claudio Guillén, Ana María Matute, Juan Antonio González Iglesias y Luis Landero advierten de la manipulación y degradación de las palabras en la política y en la información

Por WINSTON MANRIQUE / EL PAÍS – Cultura – 27-03-2006

Verdad, golpista, patria, abyecto, conspiración, rémora, hundir, traidor, miserable, progre, manipulación, fe, crispación…

Hay una gran alharaca. Todos intentan saquear el lenguaje, y en su afán de quedarse con el botín de las mejores palabras están logrando devaluarlas, desprestigiarlas, gastarlas, degradarlas. Alterar su verdadero significado, además de despojarlas de sus matices. Es el resultado de ciertas declaraciones de políticos y opiniones de medios de comunicación cuyas voces no cesan de caer como un chaparrón que todo lo nubla y lo entristece.

“Ese abuso de las palabras es una caja de los truenos que no ha debido abrirse porque rompe el consenso del lenguaje, sobre el cual tenemos que estar de acuerdo todos. Un lenguaje fundamental en la vida política, pero, por esa misma razón, obligado a ser riguroso y respetuoso”, afirma González Iglesias, poeta y profesor de Filología Latina en la Universidad de Salamanca. Se refiere a una caja de Pandora de la que no sólo han salido términos negativos, sino también aquellos que se manipulan, envenenan, tergiversan o se usan para cubrirlos de ambigüedades o comparaciones inadmisibles.

Mentira, derribar, laico, despreciable, nación, disfraz, decencia, dictadura, canalla, fascismo, sospecha, nazi, república, revolución, facha, honor, izquierda, bobo, demonizar, nauseabundo, libertad, triunfo, monárquico, idiota, creyente, español, infame, derecha, vencidos.

Y un catálogo más de sustantivos y adjetivos saqueados de un idioma socavado para ser utilizados en contextos inaceptables, de manera inapropiada o con una asombrosa ligereza, opina Luis Landero. Aparece así una especie de daltónicos de las palabras que todo lo trastoca y altera. Una desmesura que Eugenio Trías atribuye “a la falta de cultura y a una utilización banal de términos que tienen un sentido preciso en su contexto, pero que fuera de él lo único que denota son carencias culturales y de educación básicas. ¡Una ignorancia muy atrevida!”.

Pero es pobreza la palabra más citada por estos cinco intelectuales. Aseguran que lo que se vive desvela el poco bagaje de léxico y de imágenes ingeniosas. “Los discursos de los políticos son muy pobres desde todos los puntos de vista, empezando por el pensamiento cuya visión de las cosas empobrece el mensaje. Son unidimensionales. De parvulario. Y a un mensaje pobre corresponde una forma de expresarlo igual”, dice Landero.

Y no es que ninguno de los entrevistados esté en contra del ingenio, la ironía, el humor, las metáforas, el juego verbal y demás recursos lingüísticos. Lo lamentable, se queja Trías, “es que proliferan los insultos más banales y con menos carga informativa y cognitiva en todos los grupos políticos. Insisten en querer ser ingeniosos pero no lo son en absoluto”.

Son los días del blanco y negro que lo enmaraña todo. A cambio, se intentan forzar nuevos significados, acepciones, y ampliar las polisemias que crean significados inconcebibles porque no las pueden precisar, dice González Iglesias. Entonces, una queja-petición: “No puede ser que los políticos custodien el lenguaje. Todo el mundo quiere saquearlo y quedarse con lo mejor, pero manipulado y tergiversado”.

Repugnante, confundir, justicia, religión, capo, régimen, confianza, rojo, cloaca, guerra, asqueroso, timo, genocida, imparcial, demócrata, homosexual, inducción, viciado, identidad, embuste, dios, trama, milonga, vil, miedo, moral, falacia…

Y sin necesidad de ir a los clásicos. Incluso acercándose a autores contemporáneos como Paul Auster, que en su última novela, Brooklyn Follies, aboga por el desamparo de las palabras cuando reprocha a uno de sus personajes: “Raro es el día en que dice algo que no sean lugares comunes: todas esas frases manidas e ideas trilladas que saturan los vertederos del saber contemporáneo”.

Insidia, unidad, amoral, asesino, gentuza, compromiso…

Written by Marisol García

August 3, 2009 at 12:35 am

Posted in Uncategorized

Tagged with ,

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s

%d bloggers like this: